Copyright 2017 - Ecos de Pasto

Bienvenidos

JULIAN ÁNDRES,  UN TALENTOSO MÚSICO NARIÑENSE.

 

 

Por: Erasmo Escobar Santander.

 

Como es bien conocido en todo el país,  el músico nariñense  es sinónimo de   calidad, talento, virtuosismo y capacidad para interpretar todo tipo de instrumentos; adaptándose al universo de posibilidades que ofrecen los diferentes géneros, por estas razones los artistas sureños  dedicados a explorar el pentagrama, gozan de un gran aprecio y respeto pues, esta tierra a la que el gran poeta Aurelio Arturo, llamó con acierto  “El verde de todos los colores”, ha visto brotar de entre sus entrañas a verdaderos maestros de la música que enaltecen el nombre de este rincón de la patria.

 

Gracias a la magia de la tecnología, hemos logrado conocer la historia de Julián Andrés Morales Cuastumal, un chico nacido en Pasto, pero radicado en la Tebaida Quindío; sus padres Amilcar y Viviana, también son nariñenses y según lo relata el protagonista de esta historia, han sido un apoyo fundamental para iniciar con éxito en el competido mundo de la música.

 

Recientemente, Julián, fue escogido para integrar la Banda Sinfónica Juvenil de Colombia. Sin duda, un gran logro que le abre las puertas a nuevas experiencias, retos y oportunidades  al lado de destacados intérpretes de todo el país.

 

Julián Andrés Morales Cuastumal, nació el 24 abril del 2003, sus primeros pasos en las aulas los dio  en el Hogar Infantil Agustín Agualongo de la capital nariñense, para luego trasladarse con sus padres a Medellín, donde cursó sus estudios primarios en la Institución Educativa Las Vegas.

 

Más adelante el eje cafetero recibiría a Julián y su familia, concretamente  La Tebaida - Quindío, se convertiría en el hogar que hoy  acoge a el talentoso músico que adelanta el noveno grado en Institución Educativa Luis Arango Cardona.

 

Así se refiere Julián Andrés Morales C, con respecto a  su temprana y prometedora incursión en la esfera musical.

 

“Mi gusto por la música nació a partir de los 10 años de edad, me llamó mucho la atención, y tuve la oportunidad de entrar en la convocatoria para la pre banda  de La Tebaida -  Quindío. En el 2014, empiezo mi trayectoria musical tocando el barítono, luego pasé a la Banda Infantil la cual necesitaba un tubista, mi maestra confío en mis habilidades para interpretar este instrumento y así fue como proseguí estudios para el perfeccionamiento  en la ejecución del mismo.

 

Inicie mis estudios en la Banda Escuela Edén Musical, perteneciendo a la pre banda en la cual estuve por espacio de tres meses, posteriormente hice parte de la banda infantil interpretando la tuba y finalmente en la banda juvenil, bajo la dirección de la Maestra Eyiseth Guevara Henao.

 

En el año 2015 recibí talleres con el Maestro Álvaro Duque Gil, Licenciado de la Universidad de Caldas y tallerista de la Asociación de Músicos del Quindío. En el 2016 con el Maestro Juan Camilo Golu, tubista - Universidad del Valle, y  con el Maestro Lelis Jafeth Vega Montilla, del  Instituto Nacional de Música de Panamá.

 

En  ese mismo año participé en talleres dictados por el Ministerio de Cultura “Paisaje Cafetero y Sonoridad”. Además, obtuve el 5° lugar en el Concurso jóvenes talentos Quindianos; y ahora fuí seleccionado como tubista en la Banda Sinfónica Juvenil de Colombia.

 

Con la Banda Escuela Edén Musical he participado en cuatro encuentros regionales de bandas, organizados por la Asociación de Músicos Profesionales del Quindío.

 

En la actualidad mis expectativas son profesionalizar mi talento ingresando a la universidad, sé que esto me abrirá muchos caminos, para conocer diferentes personas del mundo de la música, así como también nuevos países, nuevos horizontes; pero con el honor de ser un hijo de Pasto, mi tierra natal.

 

Mi familia siempre ha sido un gran apoyo para motivarme a continuar con el gusto por la música la cual necesita de disciplina, esfuerzo, dedicación y ser apasionado en lo que se hace”.

 

De esta manera, Julián Andrés Morales Cuastumal, termina el relato de lo que hasta ahora han sido sus logros y sus propósitos, en una carrera que apenas nace, pero que con fe y disciplina muy seguramente traerá  un cúmulo de satisfacciones para Él, y su familia.

 

Felicitaciones Julián, gracias por representar con lujo de detalles al Departamento de Nariño,  y llevar en alto  los colores de nuestra bandera. Que viva Pasto, Carajo!

f t g m

parrilla